Lo juzgaban por violar a su hermana, la familia se complotó para exculparlo y terminaron presos

0 138

El abuso sexual se habría cometido de hermano a hermana, cuando ésta era menor. Sin embargo, la familia inventó insólita historia para que no quede preso y el Presidente del Tribunal ordenó detenciones por falso testimonio. Según los peritos, se trata de un verdadero “clan familiar” en 28 de Noviembre.

Fueron dos intensas jornadas de juicio que se celebraron durante el lunes y el martes, en la localidad de Río Turbio. Hasta allí se trasladó la Cámara Criminal de la Primera Circunscripción, con el fin de dirimir la responsabilidad penal de un joven acusado de haber cometido abuso sexual con acceso carnal contra su hermana menor, cuando ésta tenía sólo 13 años.

Sin embargo, la dinámica familiar fue tan curiosa durante el juicio, que ventilaron todos sus integrantes una versión muy diferente a la que habían dado en ocasión de denunciar el hecho.

En pleno testimonio, las hermanas -incluida la víctima- y sus respectivas parejas dijeron que, en realidad, el abuso nunca existió y que todo obedecía a una confabulación de autoridades del área de Infancia de la Municipalidad de 28 de Noviembre, para sacarles a los bebés que habían tenido.

Es que, la intrincada historia tiene un raigambre duro. Sucede que se trata de una familia con una conflictiva familiar importante, ya que las chicas estuvieron en hogares sustitutos en los que, además, se convirtieron en madres.

Con semejante cambio de historia, el juez Joaquín Cabral, que presidia el juicio, junto a las vocales Rosa Núñez y María Alejandra Vila, decidió ordenar un careo entre las hermanas del acusado y las funcionarias municipales, donde se evidenció el cambio de posición de las chicas y el interés que tenían en que el hermano recuperase la libertad a toda costa.

En el juicio, las chicas, entre ellas la víctima que ahora tiene 18 años, decían que no existió tal abuso y que, en realidad, las funcionarias de Infancia inventaron eso para retenerlas judicializadas hasta la mayoría de edad.

En este marco, el careo sirvió a los fines de comprender el extremo de la patraña, que tenía por objeto evitarle la condena al hermano, quien se negó a realizarse una pericia psiquiátrica/psicológica.

Frente a esto, se sumó que el Tribunal ordenó un “profiling”, es decir, un estudio de la dinámica de esa familia, compuesta por nueve hermanos de padres presuntamente incontinentes e hijas que fueron madres a edades muy tempranas.

El estudio de los psicólogos determinó que todos ellos se movían “como un clan”; juntos detrás de un mismo objetivo. Primero fue que quedara preso el hermano que había abusado de la hermana menor y ahora todos confabulados para poder liberarlo en una historia que, para los jueces, resultó totalmente increíble en el juicio oral.

Tal es así que Cabral determinó, en plena audiencia y por falso testimonio, el arresto de las hermanas, que permanecieron alojadas en la Comisaría de Río Turbio y ayer esperaban que se las sometiera a declaración en el Juzgado de Instrucción.

La sentencia por el hecho de abuso sexual con acceso carnal se dará a conocer el día 19 de este mes.

Fuente: Tiempo Sur.

¿Qué sentiste cuando leíste ésta noticia?
  • Fascinado
  • Feliz
  • Triste
  • Enojado
  • Aburrido
  • Asustado

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...