Lo llevaron detenido por “resistencia a la autoridad” y murió dentro de la comisaría

0 241

La autopsia al cuerpo de Gustavo Gerez (30) fue practicada por el forense Néstor Vera Maidana, quien recién hoy entregará el informe al juez de Instrucción, Mario Albarrán.

Extraoficialmente, trascendió que el motivo del fallecimiento del chico habría sido producto de una “bronco-aspiración”, suscitada tras un episodio de fuertes convulsiones. Ni la familia, ni sus amigos creen esta versión.

De los hechos

Durante la víspera del aniversario de la Independencia del país trasandino, como es tradición en Caleta Olivia, el Centro de Residentes Chilenos realizó una celebración típica que terminó con algunos disturbios. Convocados por esta situación, personal policial de la Seccional Primera se hizo presente y en los alrededores del Hospital Meprisa detectan que un joven deambulaba en torso desnudo y pantalones bajos.

Gustavo estaba en la escalera que acompaña la ladera del cerro y los efectivos se acercaron creyendo que quizás había sido víctima de un robo.

La versión oficial, en la que coincidieron casi al unísono los cuatro efectivos de la patrulla, dice que se acercaron a hablarle, pero que Gustavo les mencionaba frases ininteligibles y hacía referencia al “demonio”.

Dijeron también que cuando lo quisieron “ayudar” el chico les “tiró una piña”, razón por la cual deciden introducirlo al móvil policial por presunta “resistencia a la autoridad”.

La versión policial aduce que también en el patrullero, el joven se iba en insultos contra los uniformados e insistía en una teoría demoníaca de la que creía estar siendo víctima.

Cuando llegan a la dependencia, Gustavo no es alojado en un calabozo común, sino en un cuarto tipo de antesala en donde había otro sujeto que, en ronda ante los funcionarios judiciales, no dijo nada respecto de apremios ilegales contra Gustavo, sino que el joven estaba visiblemente intoxicado y se creía poseído por una fuerza maligna.

La versión policial cierra con que, minutos después, el joven tiene convulsiones esposado y muere en el piso.

El forense, Vera Maidana -que durante muchos años fue médico de la Policía-, emitió un certificado de defunción que habla de una “bronco-aspiración”, es decir, que murió ahogado en su vómito, que le fuera provocado por la presunta ingesta de cocaína y alcohol.

Sin embargo, la autopsia se conocerá recién en el transcurso de hoy y será clave por todos los indicios que luego hicieron pensar en que la muerte de Gustavo fue por abuso policial.

En pleno velatorio, sus amigos notaron que el cuerpo del joven, sobre todo rostro y cabezas, presentaban golpes, los que, a su entender, hablaban de una paliza.

La familia y sus amigos iniciaron una campaña a través de las redes sociales reclamando justicia por Gustavo. Crearon grupos de Facebook y llevaron el clamor a los medios caletenses donde también quieren convocar a una marcha.

Fuente: Tiempo Sur.

¿Qué sentiste cuando leíste ésta noticia?
  • Fascinado
  • Feliz
  • Triste
  • Enojado
  • Aburrido
  • Asustado

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...