Comercio y policía llevaron adelante un control denominado “Noches Seguras”

Rio Gallegos

392

Durante Semana Santa, los agentes del cuerpo de Inspectores de Comercio, área dependiente de la Secretaría de Gobierno, efectuaron controles en gran parte de la ciudad encabezados por su director Miguel D’Abbraccio.

A estos controles, D’Abbraccio le gusta denominar “Noches Seguras”, se efectuaron para prevenir y sancionar la venta de alcohol a menores en confiterías bailables y hacer cumplir la prohibición de venta en kioscos y despensas después de las 00:00. Además se verificaron que las patentes de bebidas alcohólicas se encuentren renovadas, que los locales bailables y de concurrencia masiva cuenten con su correspondiente seguro de responsabilidad civil, libretas sanitarias, salidas de emergencia, personal de seguridad, etc. Asimismo, se controló el ingreso o permanencia de menores después de las 03:00 en boliches y pubs.

A raíz de los operativos en conjunto, en este caso con la Comisaría Cuarta, se verificaron contravenciones en bares y pools de la ciudad y, en algunos casos, se verificó la presencia de menores fuera del horario permitido, quienes fueron traslados a la seccional para ser entregados a sus padres y se labraron las correspondientes multas.

El Director de Comercio agradeció al Segundo Jefe de la Unidad Regional Zona Sur y al Comisario y personal de la Seccional Cuarta por la valiosa colaboración en los procedimientos.

Cabe señalar que los inspectores verificaron el cierre en horario (06:00), de los boliches, ya que esto, expresó, preserva el derecho de los vecinos a descansar y es fundamental para la seguridad vial, ya que al salir en horario los jóvenes, se minimizan los accidentes de tránsito debido a que coincide con el grueso de los operativos del personal de la Dirección de Tránsito y Policía.

Al ser consultado sobre los distintos componentes de su programa “Noches Seguras”, D’Abbraccio comentó: “La familia es pie fundamental en la seguridad de los jóvenes y, en muchos casos, por ejemplo de fiestas clandestinas, se realizan en casas particulares (deshabitadas), cuyos dueños a sabiendas que los chicos van a hacer un baile con venta de entradas se lo permiten y miran para otro lado” y recordó: “Sus titulares (al igual que en quinchos, clubes y salones de eventos) son plenamente responsables por lo que dentro de ellos ocurra, (consumo de alcohol en menores, accidentes, consumo de drogas etc.), por lo que se aplicará en estos casos las máximas penas y multas (las cuales son muy altas)”.

Por otra parte explicó: “Además se empezarán a difundir los apellidos de los mayores que “faciliten” estas acciones poniendo en riesgo la salud y hasta la vida de nuestros menores”.

Por último comentó: “Tenemos la transparencia y todo lo que hay que tener para hacerlo”, finalizó.

Fuente: TiempoSur.

¿Qué sentiste cuando leíste ésta noticia?
  • Fascinado
  • Feliz
  • Triste
  • Enojado
  • Aburrido
  • Asustado

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...