Río Gallegos: Clausuraron locales donde había menores alcoholizados

153

Cada fin de semana, desde la Dirección de Comercio Municipal implementan el operativo denominado “Noches Seguras”, y el que pasó no fue diferente.
Según informó el titular del área, Miguel D’abbraccio, un grupo de inspectores de Comercio e Industria, dependiente de la Secretaría de Gobierno, realizó diversos operativos diurnos y nocturnos en donde se controlaron, por un lado, drugstores y despensas con expendio de bebidas alcohólicas, llegando a infraccionar a algunos locales que no contaban con la correspondiente patente al día.
Por el otro, se recorrieron distintos salones de eventos y quinchos en donde, “denuncias mediante”, se presuponía existían ruidos molestos para los vecinos o actividades con venta de alcohol sin permiso, indicó D’abbraccio. También se hicieron los controles regulares y asesoramiento de seguridad en la totalidad de las confiterías bailables y pubs de la ciudad.

Fiesta clandestina

En el marco de ese operativo, se clausuró una importante fiesta clandestina en cercanías a la terminal. Esto ocurrió alrededor de las 3:30 de la madrugada, a partir de revisar los pedidos de autorización para concretar eventos y decidir inspeccionar los que se presumían como “dudosos”.
Así fue que en uno de ellos, que supuestamente era un cumpleaños con consumo de pizzas y empanadas, al llegar los inspectores “se encontraron con que era lisa y llanamente una fiesta clandestina, constatando más de 100 adolescentes (el permiso era de máximo para 80), muchísimos de ellos menores y en estado lamentable de ebriedad”, indicó el jefe de Comercio.
También hallaron “decenas de botellas de vodka, cerveza, fernet, vinos tetra brik y colillas de cigarrillos (cuando está prohibido fumar en locales cerrados), además de los 3 matafuegos reglamentarios vencidos” y, claramente, agregó D’abbraccio, “sin pizza y sin empanadas”.
Por si fuera poco, mientras se procedía a la clausura del evento, varios de los chicos en estado de ebriedad les reclamaban que “les devolvieran el precio de la entrada”, por lo que claramente no era un cumpleaños, sino una fiesta clandestina.
Para desalojar el lugar se contó con la participación de efectivos de la Seccional 2da y el Comando, “identificando a los adolescentes y labrando las actas correspondientes, clausurándose el establecimiento hasta tanto se hagan efectivas las multas y la Comisión Directiva del club regularice la situación”.
Sobre las responsabilidades que caben por la fiesta clandestina, el director de Comercio indicó que son varias. Una es de las autoridades del club, por no tener las instalaciones en orden y no controlar a quién y para qué alquilan; el adulto que se hizo responsable del evento falseando información sobre el mismo, dejando concurrir a menores luego de las 3 de la madrugada y permitiendo el consumo de alcohol, “y por supuesto, de los padres de aquellos menores que se encontraban en la fiesta clandestina”.
Finalmente Miguel D’ abbraccio aclaró “no estamos en contra de que los jóvenes se diviertan, sino que, por el contrario, queremos que puedan hacerlo cada vez con mayor seguridad, pero para ello todos tenemos que poner nuestra cuota de responsabilidad”, afirmó.

Cuando en Pico Truncado?

Fuente: La Opinión Austral 

¿Qué sentiste cuando leíste ésta noticia?
  • Fascinado
  • Feliz
  • Triste
  • Enojado
  • Aburrido
  • Asustado

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...